Esne saltzailearen kontuak

 

2015(e)ko Otsailak 13

Nork 

Mendiaundiko harrobian, Aurizberrin, minerala ustiatzeko asmoan tinko dirau Silice Navarra enpresak. 2007an, antzeko proiektu bat atzera bota zuen Nafarroako Gobernuak, Aldude Mendiko Babes Bereziko Eremuaren kontra egiten zuelakoan —horren barruan dago Mendiaundi mendia—. 2013an, ordea, lehen zundaketak egiteko baimena eman zion administrazioak enpresari. Aurizberriko Kontzejuak eta Erroibarko Udalek, bide beretik, enpresak aurkeztutako egitasmoa onartu zuten.

Orduko plan horrek, edonola, Aurizberriko industrialdea garatzeko asmoa biltzen zuen, harrobiaren planta osagarriak han kokatuz. Orain aurkeztutako proiektu berrian, ordea, industrialdetik harrobiaren albora mugitu dituzte aurreikusitako azpiegitura gehienak, Mendiaundira bertara. Urtarrila bukaeran argitaratu zuten egitasmoa, eta martxoaren 4ra bitartean egonen da zabalik helegiteak aurkezteko epea. 

Eginkizun horretan ari da, buru-belarri, Mendiaundi Bizirik taldea. Aldude Mendia Koordinakundeko kide da taldea, Zilbeti Bizirik taldearekin batera. Bi lekuetan, Aurizberrin zein Zilbetin, eta mendi beraren bi aldeetan egin nahi dituzte harrobiak —Magna enpresa dago Zilbetiko proiektuaren atzean—. Ondorioz, indarrak batu dituzte herritarrek, eta Seo/Birdlife talde ekologistaren laguntza ere jaso dute.

Mendiaundi Bizirik taldeko kidea da Jokin Martinez. Aspalditik ari da mendia zulatu nahi duen proiektuaren aurka borrokan. Ingurua Babes Bereziko Eremua izateak eta Europako Natura 2000 Sarearen parte izateak ematen die konfiantza. Harrobiaren eremuan, gainera, lehentasunezko habitatak daude. Bide hori ibili nahi dute, arlo juridikoan. Eta Iruñeko kabinete batekin hasi dira lanean, "inguruko erakunde publikoekin ez baitago zer eginik".

Proiektua irakurrita, Silice Navarra enpresak proposatzen duena "esne saltzailearen ipuina" dela uste du Martinezek; "gezur hutsa", alegia. Enpresak 90 lanpostu sortuko dituela iragarri du, harrobiko zein alboko instalazioetan. Baina 10 izango direla uste du Martinezek: "Ezaugarri hauek dituzten beste harrobietan pertsona bat edo bi izaten dira kamioia mineralarekin kargatzen". Lana sortzekotan, gainera, ez du uste inguruko pertsonentzat izango direnik lanpostuak. Besteak beste, Silice Navarrak logistika eta garraio enpresa batekin akordioa sinatua duela dio proiektuak, eta, beraz, "esaten duten 25 edo 30 kamioilari horiek, izatekotan, kanpotik etorriko dira". Gainera, enpresak harrobiak ditu beste hainbat lekutan ere, Aberinen kasurako. Hori dela eta, lana "hango langileentzat" izango dela uste du Martinezek. Eta harrobiaren lantegi osagarrietan ere, enpresak dioen baino lanpostu gutxiago sortuko direla uste du: "Proiektuaren arabera, berotegietan 35 edo 40 langile beharko dira. Ez diotena, baina, langile horiek urtean hilabete batean baino ez dutela lan egingo".

Izan ere, informazio falta dagoela uste du Martinezek:"Ez baduzu proiektua irakurtzen, ez zara ezertaz jabetuko". Hain zuzen ere, orain arteko bidea "iluna, opakua" izan dela uste du Mendiaundi Bizirik taldeko kideak. "Gardentasun falta ikaragarria" izan dela dio, eta horren oinarrian dago, haren ustez, proiektuarekiko herritarrek iritzi desberdinak izatea. Herrietan gaiaz ez dela "gehiegi" hitz egiten dio, "herri txikiak direlako, eta harremanak oso gertukoak". Baina, halere, aldaketa ikusi du Martinezek azkenaldian, eta "hasieran proiektuaren alde zegoen jendea galderak egiten hasi" dela dio. Izan ere, haren hitzetan, "jendea konturatzen hasi da planteatzen dutena kimera hutsa dela".

Interesak eta alternatibak

2013an hasi zen Silice Navarra enpresa Mendiaundin zundaketak egiten. Inguruko herritarrek orduan salatu zuten aurkeztutako helegiteak ebatzi aurretik hasi zirela lanak. Ordutik, hiru zulo egin dituzte, berez hamar egin behar zituzten arren. Martinezek dioenez, hain zuzen ere, "zerbait egiten dutenaren planta egin" baitute. Arrazoia da, haren ustez, enpresari "gastu handiegia"dakarkiola eskatutako zundaketak behar bezala egitea. Hala, minerala gaur egun lehendik badagoen harrobi txikitik ustiatzen hasi nahi dutela uste du Martinezek. Eta orain arte egindako zuloak "justu harrobiaren gainean egin dituzte". Enpresari handien "interesak" ikusten ditu atzean Martinezek, eta asaldatuta ageri da, zundaketak egitean "arau guztiak apurtu" dituztelakoan: "Harrigarria da jende honek Nafarroako Gobernuan duen indarra, halako gauzak baimentzeko".

Langabezia eta despopulazioak gogor jotako ingurua da Erroibar, Nafarroako Pirinio osoa bezalaxe. Hala, inguruko herritar asko erakarri ditu meatzearen proiektuak iragarritako lanpostu kopuruak. Lehentasunezko auzia da lanarena Mendiaundi Bizirik taldearentzat ere, baina beste bide batzuk jorratu beharra defenditzen dute. Martinezek dioenez, "turismoari lotutako marka berdea, ingurumena, da etorkizunik handiena duena". Bide horretatik, bi ibilbide turistiko aurkeztu zituen Aurizberriko Kontzejuak orain gutxi. Horietako bat, ordea, "meatzearen ondorioz erabat baliogabetua" geratuko dela dio Martinezek, eta "kaltetua" bestea. Harrobiak, gainera, Donejakue bidea "zeharkatuko" lukeela uste du Martinezek. Extremaduran (Espainia) izandako azken adibidea aipatzen du: atzera bota dute autobide bat egiteko egitasmoa, Donejakue bidea oztopatzen zuelako. Horregatik "jurisprudentzia" dagoela uste du Martinezek, baina, hark dioenez, "hori hemen ez da kontua hartzen".

Harrobiaren proiektuari ez esatearekin batera, beraz, bestelako egitasmoak bultzatu nahi dituzte Mendiaundi Bizirik taldekoek. Azkenaldian, interesez hartu dituzte Iturissako hiri erromatarraren aztarnak azaleratzeko lanak: "Adituek esan digute: 'Ez dakizue zer duzuen hemen'. Ikaragarrizko potentziala du aztarnategiak, ez soilik hemengo langabezia, baita Zaraitzu, Erronkari eta Pirinio osokoa konpontzeko".

Halako proiektuen alde egin nahi du Martinezek, eta "ez zuloak egin Mendiaundin, mundu guztiak gustuko duen mendian". Horregatik, lanean jarraituko dute egitasmoaren kontra. "Ziur" daude geldituko dutela. Eta informatzen jarraitzea da gakoa, Martinezen ustez: "Informazioa dagoen momentuan, proiektu hau erori egingo da".

 

.

La Sierra de Aralar, declarada Zona Especial de Conservación

lainformacion.com

lunes, 29/12/14 - 14:27

 

 

 

El Gobierno de Navarra también ha aprobado el plan de gestión para garantizar la integridad ecológica de este espacio natural

 

El Gobierno de Navarra también ha aprobado el plan de gestión para garantizar la integridad ecológica de este espacio natural

PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este lunes un decreto foral por el que se designa como Zona Especial de Conservación la Sierra de Aralar, que comprende el denominado Monte Aralar, y una franja de terrenos pertenecientes a los términos de Araitz, Arakil, Albizu, Arruazu, Bakaiku, Betelu, Etxarri Aranatz, Ergoiena, Uharte Arakil, Irañeta, Lakuntza y Larraun, y las Facerías 53 y 63.

La Sierra de Aralar, ha destacado el Ejecutivo en un comunicado, alberga hábitats naturales, flora y fauna silvestre representativos de la diversidad biológica de Navarra, que en algunos casos se encuentran amenazados de desaparición en su área de distribución natural o presentan una superficie de distribución natural reducida.

El decreto ha aprobado también el correspondiente plan de gestión, con las medidas necesarias para mantener y restablecer el estado de conservación favorable de estos hábitats, especies, procesos ecológicos o elementos naturales y culturales, con el fin de salvaguardar la integridad ecológica de este espacio natural.

Estas medidas se han diseñado teniendo en cuenta las exigencias económicas, sociales y culturales, y se ha tratado de armonizar los usos y aprovechamientos actuales con otros que respondan a nuevas demandas sociales, como el ocio y recreo, la educación ambiental o la investigación.

Con la Sierra de Aralar, son ya 21 las Zonas de Especial Conservación existentes en Navarra. Anteriormente fueron declaradas como tales Aritzakun-Urritzate-Gorramendi; Larra-Aztaparreta; Sierra de Illeón y Foz de Burgui; Roncesvalles-Selva de Irati; Sierra de San Miguel; Sierra de Arrigorrieta y Peña Ezkaurre; Larrondo-Lakartxela; Río Salazar; Río Bidasoa; Regata de Orabidea y turbera de Arxuri; Señorío de Bértiz; Belate; Monte Alduide; Urbasa y Andía; Río Baztan y Regata Artesiaga; Sistema fluvial de los ríos Irati, Urrobi y Erro; Ríos Eska y Biniés; Montes de Valdorba; Peñadil, el Montecillo y Monterrey; y los robledales de Ultzama y Basaburua.

 

UN ESPACIO DE 14.658 HECTÁREAS

La Sierra de Aralar está situada en el extremo noroccidental de Navarra, y ocupa una superficie de 14.648 hectáreas. Está limitada al norte por la muga con Guipúzcoa en Azkarate, pasando por Malloak hasta Alli. Desde aquí, el límite Este avanza en paralelo a la carretera NA-7500 hasta Etxeberri. El límite sur discurre paralelo al rio Arakil, desde Egiarreta hasta Etxarri Aranatz, y por el oeste la línea asciende junto al límite municipal entre Etxarri Aranatz y Bakaiku, continuando por la muga hasta Malloak.

Las formaciones vegetales naturales y seminaturales ocupan la práctica totalidad de su superficie. Los hayedos constituyen los bosques más característicos de Aralar por la importante superficie que ocupan, seguidos por los robledales, algunos de ellos especialmente relevantes por la presencia de árboles viejos de gran tamaño, de notable valor para la biodiversidad.

Existen asimismo formaciones arbóreas raras entre las que destacan las tejedas como la de Putxerri, una de las más extensas de Navarra; los castañares antiguos, como los de Irañeta, Iribas e Intza, o las alisedas de ladera, como las de las caídas de Malloak.

Aralar conserva, además, una superficie importante de matorrales y pastizales de interés comunitario ligados a usos agroganaderos tradicionales, como los matorrales de otabera o los brezales.

En cuanto a la fauna, alberga una importante comunidad de aves propias de zonas rocosas, como el quebrantahuesos, el alimoche, el buitre leonado, el águila real, el halcón peregrino y la chova piquirroja.

Entre las especies de fauna forestal destaca la presencia, entre otras, del pico mediano y del pito negro, y de numerosas variedades de murciélagos, y aves como el aguilucho pálido, el aguilucho cenizo, la totovía, la curruca, el alcaudón dorsirrojo y el escribano hortelano utilizan los espacios abiertos como hábitats de reproducción. Entre los anfibios, es especialmente relevante la presencia de la rana ágil y del tritón alpino.

Geologicamente, la Sierra de Aralar, junto con las Sierras de Urbasa y Andía, y la Sierra de Lokiz, constituye una de las principales unidades kársticas de Navarra, con unos importantes recursos hídricos asociados, y con una presencia extraordinaria de simas y cavidades subterráneas que albergan valores medioambientales, arqueológicos y paleontológicos de especial interés.

(EuropaPress)

.

Designado el lugar de importancia comunitaria “Belate” como Zona Especial de Conservación

Comprende los municipios de Anue, Basaburua, Baztan, Bertizarana, Donamaria, Eratsun, Esteribar, Ezkurra, Beintza-Labaien, Lanz, Oitz, Saldías, Ultzama y Urrotz

G.N. - Miércoles, 5 de Noviembre de 2014 - Actualizado a las 11:08h

 

 

Mapa de delimitación y entidades incluídas.

Mapa de delimitación y entidades incluídas.

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de hoy un Decreto Foral por el que designa el lugar de importancia comunitaria denominado “Belate” como Zona Especial de Conservación, que comprende los catorce términos municipales de Anue, Basaburua, Baztan, Bertizarana, Donamaria, Eratsun, Esteribar, Ezkurra, Beintza-Labaien, Lanz, Oitz, Saldías, Ultzama y Urrotz. 

PAMPLONA. El decreto aprueba también su plan de gestión, cuya finalidad es establecer las medidas preventivas necesarias para mantener o restablecer el estado de conservación de los hábitats naturales, especies, procesos ecológicos o elementos naturales y culturales. 

 

La zona, situada en el extremo noroccidental de Navarra y con una superficie de 26.067 hectáreas, alberga hábitats naturales, flora y fauna silvestre representativos de la diversidad biológica de la Comunidad Foral. 

Una parte importante de las formaciones vegetales presentes en Belate está integrada por hábitats de interés comunitario, que constituyen casi la mitad de la superficie del espacio. Se han inventariado hasta 20 hábitats de interés, de los que seis son además prioritarios. Por su representatividad destacan los hayedos acidófilos atlánticos, los robledales de melojo, los brezales atlánticos y los pastizales acidófilos montanos. Belate posee también una de las mejores poblaciones de castañares antiguos de Navarra. 

Además, son muy relevantes las turberas, por su distribución y rareza, así como las zonas hidroturbosas y las comunidades de orillas y embalses. En este sentido, cabe destacar que en este espacio se encuentran las turberas mejor conservadas de Navarra. 

Por otro lado, la complejidad y diversidad geológica y topográfica de Belate permite la existencia de condiciones ecológicas locales donde se desarrollan comunidades vegetales muy singulares como los abedules, las alisedas de ladera o las tejedas. Estos hábitats diversificadores en los hayedos de Belate los distinguen de otros existentes en Navarra. 

Entre las especies de fauna ligadas a los ambientes boscosos, cabe destacar escarabajos y mariposas. En las regatas se encuentran el tritón pirenaico, el desmán del Pirineo, el caracol de quimper, el cangrejo de río y el burtaina. Entre las aves, destacan el pito negro y el pico dorsiblanco. También merece destacar que se han detectado al menos 18 especies de murciélagos de interés. 

Objetivos principales 

A continuación se detallan los principales objetivos del plan: 

Para hayedos y robledales se pretende aumentar su superficie; conservar e incrementar la diversidad estructural de las masas arboladas; elevar también el volumen de madera muerta en los hayedos; y garantizar la conservación del arbolado de interés ecológico

En el caso de los castañares antiguos, la finalidad es conservar los existentes actualmente. 

También se pretede conservar y aumentar la superficie existente de regatas, reducir las especies de flora invasora, y mejorar su calidad ambiental. 

Respecto a los matorrales, pastizales y roquedos, además de garantizar su conservación, se pretende al mismo tiempo apoyar la actividad ganadera y designar superficies de pastos como “área de producción ecológica” para poder disponer de zonas para los productores que puedan estar interesados. 

Por lo que respecta a las zonas húmedas, se persigue mejorar el estado de conservación de los enclaves de turberas, zonas hidroturbosas y orillas, y de balsas y embalses, así como aumentar el conocimiento de las especies de fauna asociadas a estas zonas. Además, se erradicarán especies exóticas de flora, y se localizarán canales de derivación con riesgos de mortalidad de la fauna y se articularán medidas para corregirlos. 

En cuanto a la flora, se realizarán prospecciones para conocer el área de distribución de las especies amenazadas y determinar su estado de conservación. 

Respecto a la fauna, se identificarán las principales zonas de presencia de especies de insectos amenazados y se aplicarán medidas para su conservación; se favorecerá la colonización del cangrejo autóctonoen zonas aptas; en aves como el pico dosiblanco y el pito negro, se pretende conocer exactamente su zona para aplicar medidas de conservación; en el caso de los murciélagos, se mejorarán las condiciones de sus refugios de cría y de sus hábitats de alimentación; y en especies migratorias, se intentará disminuir las afecciones provocadas por obstáculos en sus vías de paso. 

Todo ello se completará con la regulación de actividades de uso público en el lugar para evitar el impacto a los valores naturales. 

Navarra cuenta con 20 ZEC con una superficie total de 119.380 has

Con esta declaración de Belate, Navarra cuenta ya con veinte zonas de especial conservación, que ocupan una superficie total de 119.380 hectáreas. 

Se trata de Larra-Aztaparreta (3.922 has), Larrondo-Lakartxela (2.614 has), Roncesvalles-Selva de Irati (18.078), Monte Alduide (9.028 has), Robledales de Ultzama y Basaburua (2.274 has), Señorío de Bertiz (2.052 has), Urbasa y Andía (27.858 has), Sierra de Arrigorrieta y Peña Ezkaurre (6.378 has), Montes de Valdorba (1.728 has), Peñadil, Montecillo y Monterrey (3.072 has), y Aritzakun-Urritzate-Gorramendi (6.032 has). 

Completan la lista la Regata de Orabidea y Turbera de Arxuri (191 has), Río Baztan y Regata Artesiaga (76 has), Sistema fluvial de los ríos Irati, Urrobi y Erro (1.101 has), Río Salazar (414 has), Ríos Eska y Biniés (288 has), Río Bidasoa (387 has), Sierra de San Miguel (3.113 has), y Sierra de Illón y Foz de Burgui (4.700 has). 

Zonas de especial conservación

Las zonas de especial conservación son espacios que albergan hábitats naturales de flora y fauna silvestre representativos de la diversidad biológica de Navarra y que, en algunos casos, se encuentran amenazados de desaparición en su área de distribución natural o representan una superficie reducida, bien por su regresión o porque su área es restringida. Por ello, se necesita llevar a cabo en estos lugares una gestión activa que garantice su persistencia a largo plazo. 

Para lograrlo, todas las ZEC cuentan con su propio plan de gestión, que incluye los denominados elementos clave de cada espacio, es decir, los hábitats y especies de flora y fauna presentes o potenciales, que representan valores naturales que caracterizan el territorio. Además, para cada elemento clave se marcan unos objetivos y, para alcanzarlos, se definen las directrices y actuaciones concretas necesarias en cada caso. 

Según las normativas europeas de medio ambiente, para que un espacio natural sea considerado zona especial de conservación (designación que corresponde a las comunidades autónomas) debe formar parte de la relación de lugares de interés comunitario (LIC) aprobada por la Unión Europea. En Navarra cuenta con este reconocimiento de LIC un total de 42 lugares distribuidos en toda la Comunidad. De ellos, ahora ya son 20 los que tienen la consideración de zonas especiales de conservación, y el resto lo serán próximamente.

.

Navarra designa 9 zonas de especial conservación medioambiental

EUROPA PRESS. PAMPLONA

El Gobierno foral ha aprobado los correspondientes planes de gestión con medidas para mantener su estado de conservación 

Actualizada 24/07/2014 a las 15:29

 

El río Baztán a su paso por Lekaroz, una de las nuevas zonas especiales. DN. ARCHIVOEl río Baztán a su paso por Lekaroz, una de las nuevas zonas especiales. DN. ARCHIVO

El Gobierno de Navarra ha designado nueve nuevas zonas de especial conservación (ZEC) y ha aprobado sus correspondientes planes de gestión con las medidas proactivas necesarias para mantener o restablecer, en un estado de conservación favorable, los hábitats naturales y las especies de interés comunitario presentes en ellas. 

Estos espacios naturales son Aritzakun-Urritzate-Gorramendi; regata de Orabidea y turbera de Arxuri; río Baztan y regata Artesiaga; río Bidasoa; sierra de Illón y foz de Burgui; sierra de San Miguel; sistema fluvial de los ríos Irati, Urrobi y Erro; río Salazar; ríos Eska y Biniés. 

Los cuatro primeros se encuentran en la región biogeográfica Atlántica, los dos siguientes en la Mediterránea y los tres últimos en la Alpina-Mediterránea. 

Estás nuevas áreas se unen a las diez zonas especiales de conservación con las que ya contaba Navarra hasta el momento. Son el monte Alduide (Alpina y Atlántica); los montes de Valdorba (Mediterránea); los robledales de Ultzama y Basaburua (Atlántica); Peñadil/El Montecillo/Monterrey (Mediterránea); sierra Urbasa/Andía (Atlántica y Mediterránea); señorío de Bértiz (Atlántica); Roncesvalles-Selva de Irati (Alpina); Larra-Aztaparreta (Alpina); Larrondo- Lakartxela (Alpina); y sierra de Arrigorrieta y peña Ezkaurre (Mediterránea). 

En total, estas 19 zonas especiales de conservación ocupan una superficie total de 93.313 hectáreas. 

El consejero de Desarrollo cultural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, José Javier Esparza, ha señalado que "Navarra es reconocida y valorada a nivel nacional e internacional por los espacios naturales con los que cuenta" y ha indicado que "poner en valor esos espacios naturales y preservarlos es una responsabilidad de todos". 

Asimismo, ha afirmado que "desde el punto de vista de la valorización, se vincula muchas veces a Navarra con el turismo verde y eso es gracias a que contamos con espacios que se han mantenido a lo largo del tiempo". 

"Para mantener esos espacios lo que hacemos es apoyar usos tradicionales, que son los que han hecho que hoy podamos disfrutar de esto, es decir, desde la ganadería, a la explotación de madera", en definitiva "costumbres y actuaciones que desde siempre se han desarrollado en el medio natural en Navarra y todo eso se apoya para que sigamos contando con estos espacios en el futuro", ha añadido. 

ZONAS ESPECIALES DE CONSERVACIÓN

Estas zonas son espacios que albergan hábitats naturales de flora y fauna silvestre representativos de la diversidad biológica de Navarra y que, en algunos casos, se encuentran amenazados de desaparición en su área de distribución natural o presentan una superficie reducida, bien por su regresión o porque su área es intrínsecamente restringida. 

Por ello, se necesita llevar a cabo en estos lugares una gestión activa que garantice su persistencia a largo plazo. 

Para conseguirlo, todos los ZEC cuentan con su propio plan de gestión que incluye los denominados elementos clave de cada espacio, es decir, los hábitats y especies de flora y fauna presentes o potenciales, que representan los valores naturales que caracterizan el territorio. 

Asimismo, para cada elemento clave se marcan unos objetivos y, para alcanzarlos, de definen las directrices y actuaciones necesarias en cada caso. 

De acuerdo a las normativas europeas de medio ambiente, para que un espacio natural sea considerado zona especial de conservación debe formar parte de la relación de lugares de interés comunitario (LIC) aprobada por la Unión Europea

En la Comunidad foral cuentan con el reconocimiento de LIC un total de 42 lugares distribuidos en toda Navarra. De ellos, 19 ya tienen la consideración de zonas especiales de conservación. 

MANUAL DE HÁBITATS DE NAVARRA

Por otra parte, el consejero Esparza también ha presentado el Manual de Hábitats de Navarra, una publicación editada por el Gobierno foral que contiene una síntesis de la información existente sobre la diversa vegetación de la Comunidad, con el fin de acercarla a especialistas, aficionados y al público en general. 

En concreto, la publicación detalla las caracterísiticas de 184 hábitats, su estatus de protección de acuerdo con la Directiva europea de Hábitats y su valor de conservación. 

Cada hábitat se describe en una ficha que incluye su estatus de protección, su descripción, variabilidad, ecología, distribución, elementos más destacados en relación con su valor ecológico e interés de conservación y rareza. 

La publicación ha sido impulsada por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local y ha sido elaborada por Javier Peralta, Idoia Biurrun, Itziar García-Mijangos, José Luis Remón, José Miguel Olano, Mikel Lorda, Javier Loidi y Juan Antonio Campos, bajo la dirección técnica de Asun Berastegui, de Gestión Ambiental de Navarra S.A. 

Este libro del que se han editado 500 ejemplares, está a la venta por 20 euros en el Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra. 

Esparza ha indicado que "es una herramienta técnica, pero es una herramienta que tiene un alto valor" porque "sitúa de una forma "clara, de una forma fácil qué es lo que se puede, cómo se puede y cómo se deben hacer las cosas y eso para quien esté en el territorio es una herramienta que supone un avance". 

RED NATURA 2000

La Red Natura 2000 es el principal instrumento de la Unión Europea en materia de conservación de la naturaleza. Tiene como finalidad garantizar la supervivencia de las especies y hábitats presentes en los espacios naturales que la integran y es una obligación y responsabilidad para todos los estados miembros. 

Incluye tanto Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) como Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS). Está formada por más de 26.000 lugares de alto valor ecológico de toda Europa y que representan casi un millón de kilómetros cuadrados. 

A nivel estatal, la Red Natura 2000 ocupa aproximadamente el 27% del territorio. En el caso de Navarra, ocupa el 25% de su superficie.

 

 

 

.

DESDE PALENCIA HASTA... SAN SEBASTIÁN

Más de 675 kilómetros contra el ‘fracking’

 

La IV ‘Ecomarcha’, en la que han participado más de 300 personas, pasó por Pamplona

Pedaleando en bicicleta desde Palencia, el grupo llegará el domingo a San Sebastián

Diario noticias - IDOIA DE CARLOS - Viernes, 25 de Julio de 2014 - Actualizado a las 06:09h

Participantes en la ‘Ecomarcha’ en la plaza del Castillo de Pamplona, desde donde partieron hacia Lekunberri ayer por la mañana.

Participantes en la ‘Ecomarcha’ en la plaza del Castillo de Pamplona, desde donde partieron hacia Lekunberri ayer por la mañana. (Foto: cedida)

PAMPLONA - 675,5 kilómetros, desde Palencia hasta San Sebastián, son los que están dispuestos a recorrer en bicicleta los miembros de la IV Ecomarcha, organizada por Ecologistas en Acción-Ekologistak Martxan para manifestarse contra el frackingNo toquéis la roca madrees el lema de esta asociación, que ayer partió de Pamplona rumbo a Lekunberri dentro de la ruta prevista (11 al 27 de julio) para manifestar su crítica hacia la técnica de la fractura hidráulica, con la que se inyecta agua a presión en el subsuelo para obtener gas del interior de las rocas. Más de 300 personas de varias ciudades del Estado (una media de 100 por día) han participado en esta ruta. “Hay un grupo importante de gente que está haciendo la marcha entera”, explicó Ana Fernández, una de las participantes.

 

En su llegada a la capital navarra el miércoles, el grupo se reunió con varios colectivos de la Comunidad foral que les informaron sobre otros polémicos proyectos de impacto ambiental, como la línea de alta tensión, el TAV y la extracción de magnesio en la zona de Zilbeti. “La marcha ciclista pretende ser un espacio para la reivindicación y la construcción colectiva, por ello, el pedaleo se complementará con actividades lúdicas, espacios para la autoformación y el esparcimiento de las participantes, acciones reivindicativas y encuentros con personas y colectivos de los lugares que recorramos”, apuntan desde el colectivo. Con respecto alfracking, en octubre el Parlamento foral aprobó prohibir esta técnica, cuya implantación estaba prevista en diversos territorios, principalmente en Tierra Estella (proyecto Pegaso) y la Ribera (Aquiles). Este último tiene previsto empezar los estudios sísmicos en breve.

Además de las charlas, el grupo Ecologistas en Acción organizó una “masa crítica” (manifestación en bicicleta), un flashmob (baile con una canción reivindicativa) y leyó un manifiesto. “Vamos pedaleando por pueblos que han alzado la voz contra ese futuro indeseado, acompañando la resistencia de sus gentes, compartiendo sus temores y gritando con ellas sus esperanzas”, señalaron.

Es la cuarta ocasión que esta asociación prepara una Ecomarcha en bicicleta. En la primera, intentaron alzar su voz contra el cambio climático con el Río Ebro como hilo conductor; en la segunda trataron de concienciar sobre las vías pecuarias y el año pasado trataron el tema del ecologismo en un contexto de crisis.

.