https://www.reliable-webhosting.com/ website web hosting
cheap web hosts cheap web hosts

SENTENCIA TS ZILBETI

 

Ya se puede consultar en haciendo clic aquí la sentencia emitida por el Tribunal Supremo que anula definitivamente el proyecto minero en el hayedo de Zilbeti (Navarra)

 

 

El Tribunal Supremo anula definitivamente el proyecto minero en el hayedo de Zilbeti (Navarra)

  • Hace dos años el proyecto minero en el hayedo de Zilbeti fue rechazado por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, y ahora el Tribunal Supremo lo anula definitivamente
  • SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide han defendido la zona de especial Conservación Monte Alduide del proyecto que la empresa MAGNA planteaba dentro de este espacio protegido por la UE bajo el paraguas de la Red Natura 2000
  • Uno de los hayedos más representativos del Estado, con especies de alto valor como el pico dorsiblanco, ha ganado esta “batalla”

Madrid/Pamplona 07/04/2017 – El Tribunal Supremo ha notificado esta semana la sentencia, de fecha 29 de marzo de 2017, que concluye un proceso de diez años en el que SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide han liderado la defensa de Zilbeti. Desde que en el año 2008 la empresa MAGNA anunciara que la mina de Azkarate se estaba agotando y necesitaba abrir nuevas canteras, comenzó un proceso social, ambiental y jurídico que culmina con una clara sentencia por parte del Tribunal Supremo.

Para SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, esta sentencia del Tribunal Supremo, al igual que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (2015), es muy contundente y positiva, y determina un panorama en el que es imposible que se vuelva a autorizar el proyecto.

Zilbeti se encuentra en la Zona Especial de Conservación (ZEC) Monte Alduide, protegido por las Directiva de Habitats de la Unión Europea que garantiza la conservación de la biodiversidad europea más amenazada. Aún así, en 2010 el Gobierno de Navarra aprobó el proyecto minero y emitió una Declaración de Impacto Ambiental favorable al mismo, autorizando la explotación minera, a pesar de ser una actividad totalmente incompatible con la conservación de estos espacios. Esta decisión fue revocada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, tras los recursos presentados por SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide.

Esa sentencia fue luego recurrida ante el Tribunal Supremo por la empresa minera y algunas entidades locales de la zona afectada, que seguían insistiendo en la ejecución de la mina a cielo abierto en el hayedo de Antzeri (Legua Acotada, Zilbeti). Sin embargo, el Tribunal Supremo ha desestimado los recursos de la empresa y resto de entidades locales, al confirmar la gravedad de los perjuicios que la realización de este proyecto minero hubiera producido a la integridad de este espacio protegido, que además serían irreversibles, sin posibilidad de reparación.

Se veían gravemente afectadas aves en peligro de extinción –como el pico dorsiblanco y el quebrantahuesos–, así como otras aves y especies protegidas –como el desmán de los Pirineos– y sus hábitats –tanto el hayedo, como los arroyos y cursos de agua–, que en palabras del Tribunal de Instancia serían “arrasados” por este proyecto, que suponía la tala de más de 50.000 hayas, y las consiguientes excavaciones.

Así lo afirma el Tribunal Supremo tras el análisis y valoración de la abundante prueba e informes periciales emitidos por catedráticos, expertos e investigadores del CSIC, aportados por SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, así como los informes contrarios al proyecto de los técnicos de la Comunidad Foral de Navarra, que sorprendentemente fueron excluidos durante meses del expediente administrativo del proyecto minero.

En estas circunstancias, el Tribunal Supremo confirma que la Administración navarra nunca debió otorgar una Declaración de Impacto Ambiental favorable, ni autorizar este proyecto minero. Rechaza el alto Tribunal que intentara justificarse el proyecto en la escasa afección porcentual a la zona protegida en relación a su tamaño total, pues esto no era lo relevante, sino que la afección se producía a la “integridad” de la ZEC, que se compone de toda su superficie.

Se confirma la importancia de proteger la Red Natura 2000

Esta sentencia representa para la conservación de la naturaleza un gran logro ya que, desde el punto de vista de la Red Natura 2000 crea jurisprudencia en aspectos tan importantes como la afección a la integridad del lugar. La sentencia se pronuncia de forma muy clara sobre la aplicación del criterio de autorización del art. 6 de la Directiva de Hábitats, que incluye el principio de precaución y cautela, y también se pronuncia     sobre     la       clasificación urbanística del suelo en Red Natura 2000, y la disponibilidad de agua, etc.

El Tribunal Supremo confirma que el suelo o ámbitos situados en Montes de Utilidad Pública o en terrenos ZEC u otros espacios de Red Natura 2000 deben clasificarse en los Planes Municipales como suelo no urbanizable de protección, obligando a aplicar los principios de precaución y cautela en las decisiones que puedan afectarles.

Finalmente, en esta completa sentencia, también se pronuncia el Alto Tribunal sobre la necesidad de que el informe previo de las Confederaciones Hidrográficas sobre la suficiencia de recursos hídricos, que la Ley de Aguas exige para este tipo de proyectos o similares, debe ser previo a la autorización, pues se trata de un informe esencial, con el que debe contarse antes de llevar a cabo actuaciones, “o desplegar energías que puedan resultar carentes de utilidad en el futuro”.

EL SUPREMO CONFIRMA LA ANULACIÓN DEL PROYECTO DE MINA EN EL HAYEDO DE ZILBETI

 

Desestima los recursos de los concejos y de la empresa por la afección a una Zona de Especial Conservación (ZEC)
Ratifica, como hizo el TSJN, la nulidad del PSIS y de la Declaración Ambiental que aprobó UPN

 

Martes, 4 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

PAMPLONA - El Tribunal Supremo ha anulado definitivamente por sus afecciones al espacio natural protegido el proyecto de mina de Magnesitas Navarra (Magna) en el hayedo de Zilbeti tras haber desestimado, tras una sentencia del TSJN en el mismo sentido de la ahora conocida por el Supremo, los recursos presentados por los concejos de Eugi, Zilbeti, el Ayuntamiento del Valle de Erro y la comunidad de los concejos de Erro y Zilbeti, que eran favorables a la continuidad del proyecto minero, que consideraban vital para el desarrollo de la comarca.

El Gobierno de Navarra decidió no recurrir en su día la anulación ya señalada del TSJN, que daba la razón a las organizaciones ecologistas Seo Bird Life y la Coordinadora Monte Alduide, por afectar el proyecto a la integridad de la Zona Especial de Conservación Monte Alduide y a especies de flora (hábitats) y de fauna (como aves en peligro de extinción, como el pájaro carpintero o el pico dorsiblanco).

El Supremo confirma ahora el argumento del TSJN y considera que lo relevante no es la afección porcentual del proyecto minero a la superficie de la ZEC, sino la afección a elementos clave (afectaría a ocho de los diez) de ésta y a sus objetivos finales de conservación (12 de estos 16 objetivos se verían comprometidos).

De esta forma, el Supremo ratifica la nulidad del PSIS aprobado en su día por el Gobierno de Navarra, entonces en poder de UPN, así como la declaración de impacto ambiental dictada en noviembre de 2010 autorizando el proyecto. Igualmente se anula la aprobación del proyecto por afectar a un Monte de Utilidad Pública, al no ser compatibles con los valores forestales de esta catalogación, al estar dicha zona ocupada por hayedos protegidos.

PRECEDENTE DEL TSJN La sentencia del Supremo ahora conocida pone fin a un proceso judicial de más de seis años y llega tras la del Tribunal Superior de Justicia de Navarra de octubre de 2015 en la que estimó el recurso entonces presentado por la coordinadora Monte Alduide y varios vecinos del valle de Erro, opositores al proyecto y por la Sociedad Española de Ornitología (SEO). El tribunal estimaba las tesis de los recurrentes contra la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), aprobado por la Dirección General de Medio Ambiente en 2010, y el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS), respaldado por el acuerdo de Gobierno de UPN para la puesta en marcha de dicha explotación en una zona ZEC, de especial protección ambiental por la fauna y flora (hayedo) que contiene. El tribunal navarro consideró que el proyecto sí afecta a la integridad del lugar, por la afección específica a las especies de aves en peligro de extinción y a sus hábitats, por lo que no debió formularse DIA en sentido favorable. Para ello, la Sala recordó incluso informes que los servicios propios del Gobierno de Navarra de UPN habían elaborado a raíz de este conflicto y que admitían la incidencia en el lugar. -

Fuente: Diario de Noticias de Navarra